Crianza en Familia » Blog

Masthead header

Me hace perder los nervios… o cómo echar balones fuera

¡CUÍDATE!

Una de las frases estrella, que nos ayuda a sentirnos menos responsables de lo que hacemos y decimos cuando estamos en plena ebullición.

¿Por qué? Porque cuando nuestros hijos tienen conductas que no nos gustan podemos usarlo como excusa para enfadarnos y desahogarnos por esa conducta, pero sacando a la luz emociones pendientes de nuestro día a día, estrés, cansancio, necesidades personales no cubiertas…

¿Es verdad que los niños se portan mal? Pues sí, en ocasiones son irrespetuosos con otras personas o con las pertenencias de otros, poco considerados con los sentimientos de los demás, pueden llegar a hacer daño con intención… y tenemos la opción de echarles la bronca y castigarlos, estallar en gritos e imprecaciones; o bien ver qué originó esa respuesta del niño, además de orientarle hacia otra actitud. Los niños también acumulan necesidades insatisfechas, estrés, obligaciones desmesuradas para su madurez y desarrollo y agresiones de otras personas. Y si no lo hemos percibido ni les hemos acompañado para que expresen las emociones acumuladas, ni hemos puesto remedio a las situaciones que les afectan negativamente entran en un círculo vicioso de conductas “malas” y “castigos”.

Los adultos tenemos una responsabilidad ineludible en cómo expresamos lo que sentimos, en qué punto estamos de autoconocimiento y de respeto a nuestra persona, en cómo nos valoramos y nos cuidamos, para ser personas felices y equilibradas. No son los niños los que nos hacen perder los nervios, en realidad esta es la excusa perfecta para abrir la caja de Pandora y dejar escapar toda la tensión acumulada. Somos nosotros los que decidimos cómo sentirnos y qué hacemos con esos sentimientos, cómo reaccionamos.

Descubrir todo esto es el principio de un cambio vital importante que te lleva a la responsabilidad personal y a dejar de usar a tus hijos como vía de escape para tu estrés.

Para ayudarte en este camino de autoconciencia te invito a descargar el audio ¡Cuídate! para que puedas escucharlo cuando y donde quieras. También te invito a suscribirte al boletín semanal, porque en dos semanas haremos algo para solucionar tanto estrés. Luego no digas que no te avisé 😉

Subscribe to our mailing list

* indicates required Email * Nombre * Email Format html text

Your email is never published or shared. Required fields are marked *

*

*