Crianza en Familia » Blog

Masthead header

Jugar al aire libre… un recurso eficaz y respetuoso

Hace un par de días durante una charla en el colegio de mis hijos todos los participantes estuvieron de acuerdo conmigo en que los niños, cuanto tienen la oportunidad de jugar al aire libre y a su aire (valga la redundancia) se transforman en niños nuevos, alegres y colaboradores.

IMGP1985

¿Y por qué no aprovechamos más para satisfacer esa necesidad de sol, oxígeno y libertad? Depende del lugar en el que vivimos, quizá en una ciudad con espacios escasos para niños o lejanos a nuestro hogar. O tenemos un horario poco compatible con el de los hijos. Puede ser que tengan actividades programadas que no les dejen tiempo libre o que la cantidad de deberes escolares ocupe toda la tarde.

La cuestión es que el juego no es un lujo o una manera de matar el tiempo, para los niños es una necesidad. Es el mejor modo de desarrollar el razonamiento al tiempo que posibilita una mayor integración social y adaptabilidad emocional. Con el juego los niños y adultos proyectamos nuestra vida interior fuera, justo lo complementario al aprendizaje, durante el que hacemos el mundo externo parte de nosotros.

Puede que durante el curso escolar no hayamos encontrado el momento. Las vacaciones se acercan. Y podemos aprovechar para facilitar espacios y tiempos largos de juego: uno de los mejores recuerdos de mi infancia es el de las tardes de verano con los niños del vecindario, sin restricciones ni horarios (salvo el momento de volver a casa para cenar). Tiempos largos para inventar, relacionarse, crear, pelear y convivir. Tiempos para trepar, saltar e investigar.

Por su salud y como estrategia para mejorar el ambiente familiar. Y por su felicidad. ¡A jugar!

Subscribe to our mailing list

* indicates required Email * Nombre * Email Format html text

Your email is never published or shared. Required fields are marked *

*

*