Crianza en Familia » Blog

Masthead header

¿Cuánto tiempo puedes sobrevivir sin cubrir tus necesidades?

Las madres y padres que trabajamos en casa ocupándonos de su buen funcionamiento y de la crianza de los niños hemos hecho una opción -en muchos casos consciente y reflexionada- por dedicar gran parte de nuestra energía y preocupaciones a acompañar a los niños desde su nacimiento con la presencia constante de un adulto, que se convierte en su figura de apego principal ya que, dada la estructura social actual y el modo de vida, es casi el único modo de garantizar ésta. Sobre todo en familias monoparentales y en aquellas en que un miembro de la pareja pasa muchas horas fuera. Así, nuestras energías están puestas casi siempre en atender las necesidades de nuestros hijos.

 Se trata de una tarea agotadora, porque requiere energía física y en especial, psíquica, para estar conectados con los menores, responderles, averiguar qué necesidades tienen cuando no saben expresarlo, mantener el buen humor… En definitiva, una serie de realidades necesarias para una buena educación emocional de nuestros niños, aunque excesivamente ambiciosas desde cualquier punto de vista. Ningún adulto puede estar disponible 24 horas día tras día: para tener fuerza es necesario beber de alguna fuente que nos ayude a recuperarla, personas con las que compartir las dudas, las frustraciones, la responsabilidad.

 Reconocer que los adultos tenemos necesidades y requerimos espacios propios es saludable para nosotros y para la relación que queremos tener con nuestros hijos: un modo de evitar que se instale el rencor y el mal humor en las relaciones familiares. Porque si nosotros no somos capaces de reconocer nuestras emociones y darles respuesta, ¿cómo podremos guiar a nuestros hijos para que aprendan a gestionar sus propias emociones? Puede que nos encontremos bloqueados durante algún tiempo para percibir ésto, por la costumbre de hacer lo que “debemos”. Porque llevamos años desconectados y desconocidos para nosotros mismos. Sin embargo, es posible reaprender y redescubrirnos, y herramientas hay muchas. Sólo hace falta tener la valentía para cambiar y salir de lo conocido, aventurarnos en un territorio emocional nuevo, y así encontrar el equilibrio que nos convierta en padres que cuando estamos con nuestros hijos estamos al 100%, en vez de entregarles limosnas de tiempo durante el día porque estamos deseando escapar un rato de la rutina diaria.

Maria Pilar Gómez San Miguel

Crianza en Familia

Subscribe to our mailing list

* indicates required Email * Nombre * Email Format html text

labrisaquepasa - Últimamente estoy pensando mucho en esto (o la evidencia se me ha plantado delante) pero np encuentro la serenidad para encontrar una salida (un escape, una vía de recarga).
Cuando me separo de mi bebé (18 meses) para hacer cualquier cosa, se queja y llora y el sentimiento que me embarga es que lo que iba a hacer no es importante ni justifica ese disgusto. Y si es algo para mí, me siento especialmente mal.

pilar - Los bebés demandan la presencia de las personas con las que tienen un vínculo más fuerte pues es con ellas con quienes se sienten seguros. Si hasta ahora esa figura has sido solo tú es normal que tu hijo te reclame. Puedes ir delegando poco a poco en otra persona de modo que tú encuentre tiempo para ti. Que tú tengas necesidades y quieras darle respuesta no tiene por qué hacerte sentir culpable. Es normal y saludable, y sacrificarlas durante mucho tiempo te puede llevar a la irrtabilidad constante y a guardar rencor hacia tu hijo. Ánimo y gracias por tu comentario.

Raquel - Pilar, ¿cómo me has descrito tan bien sin conocerme? 😉

pilar - Parece una epidemia de muchos adultos, desconocedores de sus necesidades auténticas. Te aseguro que es parte de mi experiencia, quizá por eso conectó también con la tuya… Un abrazo y gracias por tu comentario.

viviana - tengo 4 hijos estoy para ellos las 24 horas 18.10.4 y 2 son Las edades y simceramente me cuesta mucho delegar no confio ni en mi marido con la forma de crianza q me gusta para ellos..Como se hace para delegar no salgo sola ni a la esquina ni a comprar ni Al medico..cuesta mucho dejar a Los hijos..

pilar - Es comprensible que no estés de acuerdo en todo con tu pareja u otras personas en cómo criar a los hijos, y hay actitudes que no hay que tolerar (maltrato de cualquier tipo especialmente). Tendrás que investigar a qué tienes miedo, y por qué te sacrificas tanto en su educación sin encontrar tiempo para ti. ¿Necesitas cuidarte? ¿Tus hijos pueden enriquecerse y vivir intercambios sociales enriquecedores quedándose al cuidado de otras personas? Un abrazo y gracias por tu comentario

mnidwgir - 499LCo gwkkvkczvabo, [url=http://yazdznevopvs.com/]yazdznevopvs[/url], [link=http://baclkksegsko.com/]baclkksegsko[/link], http://nmerkdksbpyi.com/

Your email is never published or shared. Required fields are marked *

*

*