Crianza en Familia » Blog

Masthead header

Cómo fomentar el juego creativo desde la paternidad

IMGP2254

El domingo hizo un día de sol estupendo, un poco fresco, ideal para disfrutar en familia al aire libre. Nosotros cogimos un par de balones, un patinete y nos fuimos a la pista deportiva mas cercana, junto al rio del pueblo vecino.

Junto a nosotros un hombre jugaba al baloncesto con dos niños de unos 6 años. De su forma de jugar y hablar a los niños aprendí mucho, y la hora y media que estuvimos en el lugar dio para un decálogo del padre que juega. Os lo dejo para vuestro aprovechamiento… con un poco de ironía:

1. Diles a qué tienen que jugar: tú tienes grandes ideas

2. Explica claramente las normas para que aprendan a jugar

3. Dirige el juego: es el mejor modo de mantener el orden y de que lo aprovechen

4. Corrige los errores: es necesario para mejorar y rendir al 100%

5. Estimúlalos con algunas pullas: así aumenta la cometitividad y se esfuerzan

6. Tómatelo en serio para que ellos también lo hagan: el juego es algo muy serio

7. Planifica para ellos varias actividades complementarias al juego para optimizar el aprendizaje

8. No te preocupes si pierdes la paciencia, estar pendiente del juego es un gran esfuerzo para ti

9. Adopta una actitud seria y preocupada, impaciente, para que ello se involucren

10. Si protestan insiste y exige: el esfuerzo cuesta, pero tiene su recompensa

Mª Pilar Gómez

Crianza En Familia

Subscribe to our mailing list

* indicates required Email * Nombre * Email Format html text

Laura - Ay! Esto me recuerda a una escena que vida hace tiempo en un parque infantil: una abuela diciéndole a su nieta cómo jugar con el balón. Las instrucciones (y correcciones) eran muy precisas: arrojar el balón contra la pared hacia arriba para que botara en un ángulo apropiado que permitiera volver a coger el balón sin que tocara el suelo. Y repetir la operación igual hastala perfección. Si la niña quería tirarlo hacia abajo o darle con el pie, ahí estaba la abuela muy seria con vsu:”así no”. Uffff… Se me pusieron los pelos de punta!

pilar - En vez de un juego, parece una competición, o una clase magistral… a muchos adultos les sigue costando entender a los niños y conectar con el chiquillo que ellos mismos fueron. Lo peor es aguar el rato a los peques. Gracias por tu comentario, Laura.

viergom - Todo un trabajito aprender a respetar el juego, el ritmo, el proceso y las necesidades de las demás personas; más si son niños.
A pesar del trabajito que me cuesta, hacerlo es para mi una experiencia liberadora y reconfortante.

seeducansolos - En parte es verdad que sucede por falta de respeto al juego y al proceso del niño (por desconocimiento); pero también es por falta de trabajo propio, porque los adultos no nos permitimos jugar, trabajar en algo sin objetivos, solo porque sí. Hay muchos adultos que para jugar tienen que vampirizar el juego de un niño.

pilar - Totalmente de acuerdo. Los adultos con asuntos mal integrados cosifican a los niños y se sirven de ellos. Saber esto impide que usemos a nuestros hijos. Muchas gracias por tu comentario.

Your email is never published or shared. Required fields are marked *

*

*