Crianza en Familia » Blog

Masthead header

Mi hijo no quiere comer solo

180120131462

Cuando los niños son bebés vemos como algo normal darles de comer a la boca. Es el momento de hacerlo todo por ellos. Y eso se prolonga en el tiempo durate meses, aunque quizá no tanto como pensamos.

Si nos fijamos en las señales que da nuestro bebé, muy pronto empieza a querer manejar los cubiertos, sobre todo si come a menudo al mismo tiempo que el resto de la familia. En el caso de mi tercer hijo a los 8-9 meses empezó a pedir la cuchara, así que le dábamos una cuchara pequeña.

Ahora tiene 14 meses, y ya come muchas cosas él solito, bien con las manos, bien con la cuchara si se trata de purés.

Claro, para ello hemos de estar dispuestos a ciertas cosas que no nos gustan mucho, bien por nuestra educación, bien por el trabajo que conllevan: comida en la ropa, comida en la mesa, comida en sus manos.

Se trata de decidir qué preferimos: niños limpios y dependientes o niños autónomos y un poco de trabajo extra.

Si nos cuesta mucho podemos afrontar esta etapa con un cambio de mentalidad sobre la limpieza y los niños, sobre cómo “debe” estar la casa, y sobre qué deben “respetar” los niños (no tocar ni ensuciar o experimentar y disfrutar).

El crecimiento en habilidades de un bebé tiene unas etapas concretas, y si dejamos pasar ese tiempo y no puede desarrollarlas entonces es probable que más adelante no esté por la labor de hacerlo por sí mismo, ya que ha perdido el interés y se ha acostumbrado a que se lo hagan. Y entonces es mcho más difícil y conlleva más conflictos que si prestamos atención a lo que él va marcando en sus gustos y preferencias.

El carácter de cada bebé también influye: unos son más dóciles que otros y el mío en particular decidió hace un mes que no abriría la boca si eso conllevaba que otra persona lo alimentara. Así que vamos buscando el modo de que él se haga cargo de sí mismo sin que la cocina se convierta en un caos. Con sus dos hermanas la situación fue semejante y comen solas desde muy pequeñas.

Algunas ideas útiles:

  • reserva ropa vieja que se  pueda manchar sin problemas
  • adquiere un babero o baby grande fácil de limpiar
  • ponlo a comer en un sitio donde no te preocupen las manchas en la mesa o el suelo y que asees rápidamente
  • usa cubiertos y platos de plástico para evitar que se rompan en caso de lanzamientos al suelo por parte del bebé
  • mira a tu hijo y disfruta con sus habilidades y sus descubrimientos

Maria Pilar Gómez San Miguel

____________________________________________

Crianza en Familia

COMPARTE ESTE ARTÍCULO MEDIANTE LOS BOTONES QUE TIENES DEBAJO

_____________________________________________

Si te gustó el artículo, déjame tu comentario.
Puedes seguir recibiendo información de Crianza en Familia, suscríbete aquí o en la parte superior izquierda de esta página.

Subscribe to our mailing list

* indicates required Email * Nombre * Email Format html text

Your email is never published or shared. Required fields are marked *

*

*