Crianza en Familia » Blog

Masthead header

Alimentación infantil: “cómetelo todo”

En los encuentros familiares y de amigos con niños pequeños esta frase u otras semejantes, cuyo objetivo son que el niño se termine lo del plato, son recurrentes.

Así que inevitablemente suelo “salvar” a los niños que puedo de estas situaciones. Precisamente porque entiendo que la alimentación es otra de las áreas en las que ellos sí saben lo que necesitan, al menos tanto -o más- que nosotros. Tener menos edad no los incapacita para conocer su cuerpo y qué cosas les sientan mejor o peor o les gustan más. Probablemente mejor que los adultos, que ya tenemos una educación alimentaria determinada, múltiples experiencias y dependencias, conductas compulsivas y descontrol en la alimentación. Amén de haber perdido la conexión con nuestro cuerpo y no distinguir las señales que nos envía cuando nos empeñamos en comer algo concreto, a pesar de que cada vez que lo hacemos tenemos problemas intestinales, estomacales o de piel.

Aquí tienes un listado de aquellos principios a tener en cuenta en la alimentación de tus hijos:

  • Cada niño es diferente y tiene unas necesidades diferentes, incluso con semejante altura y constitución que otro niño su metabolismo es singular y diferenciado, así que no es buena idea guiarse por lo que comen o dejan de comer otros niños
  • El estómago tiene un tamaño concreto en función del tamaño del niño (un bebé de 9 meses tiene un estómago del tamaño de una pelota de ping-pong): solemos sobreestimar la cantidad de comida que un niño es capaz de ingerir: por ejemplo pretendemos que un bebé de un año se coma un puré de frutas que contiene 3 frutas enteras, ¿te las tomarías tú para merendar?
  • Cuántos de nosotros comemos lo que no nos gusta? Existen pocos alimentos, puede que ninguno, imprescindibles y obligatorios, así que el melón, la pescadilla o las avellamas no tienen por qué convertirse en motivo de conflicto a la hora de comer
  • Los profesionales de la salud tienen formación para orientarnos, sin embargo, hemos de ser cuidadosos a la hora de tomar las decisiones que creemos adecuadas pese a que no coincidan con las de estos profesionales: Como en el resto de profesiones existen personas que basan sus indicaciones en información y formación antigua, o en experiencias y creencias personales

La responsabilidad en el cuidado de nuestros hijos hace que nos preocupemos mucho de los alimentos y las cantidad que toman. Sin embargo nos cuesta mucho romper los esquemas mentales con los que crecimos sobre la alimentación, desoír las indicaciones de los pediatras y de la sabiduría popular o las recomendaciones de los medios de comunicación, a pesar de que todo ello entre en conflicto con la salud y el bienestar de nuestros hijos o los nuestros. En este campo no existen recetas válidas para todo el mundo, así que también para la alimentación es fundamental el respeto, la negociación y la autorregulación.

En el próximo post  te daré unas estrategias para llegar a disfrutar en familia de una alimentación variada y que responda a las necesidades de cada uno.

Maria Pilar Gomez San Miguel

Crianza en Familia

COMPARTE ESTE ARTÍCULO MEDIANTE LOS BOTONES QUE TIENES DEBAJO

_____________________________________________

Si te gustó el artículo, déjame tu comentario.
Puedes seguir recibiendo información de Crianza en Familia, suscríbete aquí o en la parte superior derecha de esta página.

Subscribe to our mailing list

* indicates required Email * Nombre * Email Format html text

margarita cruz - Esta página es del parecer de hay que dar a los niños todo lo que quieran, con los sofocones que me he llevado yo con la comida contigo, sin embargo lo hice así con Carlos y ahí están los resultados.

Enviado desde mi iPad

El 15/10/2012, a las 13:46, “CRIANZA EN FAMILIA” escribió:

>
>

pilar - Margarita, no entiendo muy bien tu comentario. En cualquier caso el secreto está en una alimentación variada y que respete sus necesidades en cuanto a tipos de alimentos y cantidades. ¿Puedes aclarar tus palabras? Un saludo.

Your email is never published or shared. Required fields are marked *

*

*