Crianza en Familia » Blog

Masthead header

¿Carrito de bebé o brazos?

“Se va a acostumbrar y luego no querrá bajarse” Es lo último que me dijo un señor mientras porteaba a Samuel. “No se preocupe, cuando tenga 15 años ya no le apetecerá que lo lleve”. Es lo que se me ocurrió, o sea, salir por peteneras, porque ¿para qué dar un discurso?

Si estás pensando en comprar un buen carrito, puedes hacerlo. Yo te recomiendo que reserves parte del presupuesto para un buen portabebés. Los hay de muchos tipos y en webs como Red Canguro pueden orientarte, ya que algunas marcas venden mochilas para llevar bebés, pero no son ergonómicas, de hecho, dañan la espalda de los pequeños porque les obligan a adoptar posturas para las que su columna y caderas no están preparadas.

Sobre los beneficios del porteo me centraré en los que tienen que ver con el porteador, de mi experiencia ya hablé aquí:

  • tendrás las manos libres para atender a tu otro hijo, llevar una bolsa…
  • tu hijo estará tranquilo y casi seguramente dormirá, con lo cual tú estarás también sereno
  • en lugares no preparados para carritos de bebé (y son muchos) no tendrás que cargar con la silla en brazos, podrás saltar cualquier obstáculo
  • te sentirás más cerca de tu hijo y eso reforzará vuestra relación, y tus reacciones en momentos de cansancio serán menos agresivas que si has estado oyendo protestar al pequeño durante toda la mañana porque no quería estar tumbadito en el capazo
  • te evitas sobresaltos e interrupciones de tu actividad ya que el niño no llorará ante ruidos fuertes u otros adultos curiosos puesto que se siente protegido contra ti
  • cuando te sonría sentirás gran alegría y satisfacción, amor y ternura, emociones saludables y beneficiosas para ti
  • estando pegado a ti el pequeño estará más tranquilo y al final del día no necesitará estar una hora llorando para descargar el estrés acumulado
  • ambos progenitores pueden realizarlo y reforzar el vínculo con su bebé

Te invito a vivir la experiencia de portear a tu hijo. Prueba y decide por ti mismo.

Maria Pilar Gomez San Miguel

Crianza en Familia

COMPARTE ESTE ARTÍCULO MEDIANTE LOS BOTONES QUE TIENES DEBAJO

_____________________________________________

Si te gustó el artículo, déjame tu comentario.
Puedes seguir recibiendo información de Crianza en Familia, suscríbete aquí o en la parte superior derecha de esta página.

Subscribe to our mailing list

* indicates required Email * Nombre * Email Format html text

sillas de paseo - Nosotros nos decidimos por las dos opciones, carrito y portabebés. La verdad es que me gustaba mucho la idea de llevar el bebé a brazos, pero también estaba el hecho que los abuelos iban a cuidar muy a menudo de él y no tienen suficiente fuerza para portearlo, además de problemas en la espalda. Así que combinamos las dos cosas! Y fue de maravilla, la verdad! Paula

Your email is never published or shared. Required fields are marked *

*

*