Crianza en Familia » Blog

Masthead header

¿Respetas la intimidad de tus hijos?

Y no me refiero sólo a que quieran estar solos en su cuarto, que nadie entre al baño cuando ellos están ocupándolo o que no leas sus notas personales (todo esto también, claro).

Hablo de si eres de las madres y padres que ventilan delante de cualquiera los detalles de la vida familiar y especialmente, las difcultades que causan sus hijos, las travesuras, anécdotas, gustos, peleas, cómo es su carácter…  y lo haces frecuentemente delante de los propios niños.

¿Recuerdas cuando tu madre contaba uno de tus secretos a otras mamás cuando se encontraban en la calle?

Ten en cuenta esto:

los niños tienen derecho a su intimidad ¿acaso te gustaría que ellos fueran diciendo que tienes pelos en las piernas? ¿o que gritas mucho cuando te enfadas? ¿o que la semana pasada se te olvidó llevarles la merienda a la salida del colegio?

lo que no has arreglado en casa no podrás arreglarlo fuera: es muy cómodo buscar apoyos en otros adultos de aquellos conflictos que tienes con tus hijos y que no has sabido resolver

las comparaciones son odiosas: las conversaciones sobre los niños acaban derivando en una especie de “competición” por ver quiénes son más desordenados, quiénes comen menos fruta y quiénes tienen más genio

no puedes comunicarte con tus hijos hablando sobre lo que hacen con terceras personas: olvídate de que vayan a hacer su cama sólo porque sintieron vergüenza cuando denunciaste su falta de colaboración ante la vecina


Así que te recomiendo lo siguiente:

-los conflictos resuélvelos en casa dialogando con los niños

en la calle lo mejor es que hables de tus recetas de cocina favoritas, de las medidas del gobierno… o del tiempo

no caigas en la tentación de comparar a los niños, son únicos e irrepetibles: si tú los comparas con otros, ellos crecerán haciéndolo también y su autoestima se verá dañada

escúchalos cuando estén molestos porque has descubiertos públicamente sus secretos, y discúlpate; también puede ocurrir que no te digan nada porque se les olvida después de un rato, pero si te fijas en su cara cuando estás haciendo los comentarios notarás rápidamente lo incómodos que se sienten

-habla sobre ellos cuando estén presentes para elogiarlos y manifestar tu cariño incondicional hacia ellos

Los niños merecen respeto, igual que tú.

 

Subscribe to our mailing list

* indicates required Email * Nombre * Email Format html text

Your email is never published or shared. Required fields are marked *

*

*