Crianza en Familia » Blog

Masthead header

Verano y familia: disfrutar, compartir, crecer

Antes de darte unas ideas te propongo este texto:

“La convivencia siempre trae consigo el conflicto entre las necesidades de cada persona. Cuando hay niños, sus necesidades son tan diferentes de las nuestras que la convivencia puede volverse muy difícil. Por otra parte, nosotros mismos, como niños fuimos poco respetados, y en consecuencia nos cuesta reconocer qué hay detrás de las demandas de nuestros hijos.”

El verano es un tiempo de descanso para muchas familias, al menos durante los días de vacaciones, sin embargo, la convivencia puede ser igualmente difícil que durante el curso escolar, a veces incluso más, porque pasar tantas horas juntos puede hacer que afloren conflictos que habían pasado desapercibidos o estaban latentes precisamente por falta de contacto.

Así que si esto ocurre, es mejor mantener la calma que sentirse defraudado por un ambiente que no es el que deseamos para nuestros días de vacaciones. Al contrario, es algo positivo que tengamos tiempo para comunicarnos y mejorar nuestra relación, quizá un poco estropeada por la falta de tiempo y de comunicación. Si quieres resolver estos conflictos y aprender de ellos lo mejor es que te sientes a hablar con tu pareja e hijos de todo aquello que no funciona bien.

Tienes diversas herramientas a tu alcance:

-poner normas para el día a día, relativas a los horarios, el reparto de tareas, etc

-compartir las tareas caseras con el resto de miembros, lo cual inlcuye no sólo el reparto, sino la realización de estas tareas de forma conjunta: cocinar, limpiar el baño, cuidar las plantas, reciclar…

reuniones familiares, en las que todo los miembros de la familia tienen voz y voto; son muy útiles para buscar soluciones a los problemas

planificación familiar: mediante una plantilla semanal, incluyendo al menos una actividad propuesta por cada uno y primando las actividades al aire libre

-reserva un rato en exclusiva para cada hijo periódicamente (según su edad), es una necesidad de los niños sentir esa dedicación, y reforzará el vínculo entre vosotros

-juego: el juego es fundamental para el desarrollo neuronal de los niños, necesitan tiempos largos de juego libre, que será diferente según su edad. El papel del adulto ha de ser el de acompañar sin interferir, sin indicar qué debe hacer el niño, preparando el ambiente, facilitando elementos naturales (piedras, arena, agua, palos…) y juguetes poco sofisticados. Y por supuesto juega con tus hijos y pareja a menudo, es realmente sanador y dota de energía positiva a toda la familia.

En verano muchas familias acuden a las actividades para niños organizadas por diversas entidades como un medio de conciliar la vida laboral y familiar. Cuando lo hacemos para que el niño “esté ocupado”, o “aprenda algo” tengamos en cuenta que llevan 9 meses de escolarización con una alta planificación de su horario, sin oportunidad para decidir apenas qué quieren hacer y cuándo. Así que propón actividades a tus hijos teniendo en cuenta sus gustos (cuanto más motivado esté más los aprovechará), su implicación voluntaria (mejor no usar chantajes ni manipularlos), el nivel de organización que tienen (mejor actividades que dejen espacio a la imaginación y el juego), y su edad (las actividades han de estar adecuadas a las capacidades y el nivel de desarrollo de tu hijo).

Respecto a los cuadernos de vacaciones te remito a esta entrada que publiqué en Educarpetas sobre el tema.  Aunque también podéis usar vuestra creatividad y hacer un cuaderno de elaboración propia, usando las fotografías del verano, donde pongáis vuestros comentarios. Nosotros hicimos uno el verano pasado, con el que además de disfrutar elaborándolo, las niñas pudieron practicar la escritura, y que de vez en cuando retomamos para recordar todos esos buenos momentos reforzando así nuestro sentimientos de tribu.


En definitiva, el verano es una oportunidad para la comunicación, para sentirnos escuchados y tenidos en cuenta, para resolver conflictos pendientes y para crear complicidad, risas, “estar”, aprender.

Una cosa más: he creado en Facebook un grupo de recursos para este verano, ¡únete y comparte!

Subscribe to our mailing list

* indicates required Email * Nombre * Email Format html text

Your email is never published or shared. Required fields are marked *

*

*