Crianza en Familia » Blog

Masthead header

Boicot a Nestlé

Vía: Amor Maternal

Como todos los años, este año 2011 también se celebra la Semana Internacional del Boicot a Nestlé, concretamente del 31 de octubre al 6 de noviembre.

Muchos sabemos que Nestlé encabeza siempre los distintos renglones de la Guía Roja y Verde de Greenpeace, por su uso de productos transgénicos, pero las razones para boicotear a Nestlé no se quedan allí. En anteriores artículoshemos hablado de cómo Nestlé comercializa y obsequia muestras de fórmulas lácteas en países en los que los ingresos familiares no permitirán comprar fórmulas al agotarse las muestras. De esta manera las madres, confiando ciegamente en el personal sanitario – quien al igual que Nestlé viola descaradamente el Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna a la vez que sus juramentos Hipocráticos – alimenta a su bebé con leche artificial ante las primeras dificultades que pudieran presentarse en la lactancia materna. Por esta razón, mueren miles y miles de niños al año, al ser alimentados con fórmulas lácteas preparadas con aguas contaminadas, o bien diluyendo en exceso los biberones de fórmula, lo cual deriva muchas veces en desnutrición, diarrea y/o deshidratación.

Nestlé tiene también un canal en YouTube en el que ofrece más consejos contraproducentes, que de plano atentan contra el bienestar infantil, constituyendo un claro intrusismo, dando cronsejos de crianza que evidentemente no son de su competencia.

También hemos hablado, en anteriores ocasiones, de los artilugios que deshumanizan la maternidad, y de cómo Nestlé ha jugado – y continúa jugando – un papel muy importante en ello. No sólo a través de sus fórmulas lácteas y tácticas comerciales carentes de ética, sino también por comercializar productos con BabyNes, la máquina que hace fórmula láctea al estilo de la Nespresso, obviamente descuidando la esterilización necesaria del agua y con propuestas publicitarias engañosas.
Pero no se quedan allí, sino que regalan a los pediatras, matronas y demás personal sanitario, material de marketing – no muy bien disimulado – con información totalmente contradictoria a las recomendaciones de la OMS, de la AEP, de la AAP, aconsejando en un DVD que nos regalaron durante el curso de preparación al parto, la introducción de alimentación complementaria a los 4 meses, hablando de lo idóneas que son sus compotas o potitos cuando todos sabemos que es mucho más sano hacer alimentación autorregulada, es decir; que el niño coma comida, comida normal.

Subscribe to our mailing list

* indicates required Email * Nombre * Email Format html text

Your email is never published or shared. Required fields are marked *

*

*